Click to listen highlighted text!

música • literatura • artes plásticas • teatro • docencia • medicina • otras disciplinas

Con el pasar del tiempo transcurren hechos y acontecimientos importantes en todos los aspectos como: políticos, culturales, sociales, etc., formando parte de la historia de un pueblo o país.

Cada uno de estos sucesos tiene protagonistas que destacan por su actuación y aporte en las distintas áreas logrando jugar un papel fundamental en el desarrollo de una nación.

Desde este pequeño rincón, os mostraremos la vida y obra de importantes personajes nacidos en Guadalupe, o guadalupanos por adopción, que por su desempeño y acciones han logrado ocupar un lugar importante dentro de la historia no solo de nuestro pueblo, si no también de nuestro país alcanzando en ocasiones el reconocimiento internacional.

Si conoces o sabes de alguien que debiera estar aquí y nos lo hemos pasado por alto, envíanos los datos (biografía, fotografías y cualquier dato que consideres de interés) del personaje para que podamos incluirlo en este sitio.

Ilustre – [persona o institución]

Que es muy conocido por haber hecho algo importante o sobresalir en alguna actividad.

Nació en Guadalupe el 20 de enero de 1951, siendo el tercero de los cinco hijos del matrimonio compuesto por Josefa y Ginés.

Su infancia trascurrió plácida y feliz en los paisajes huertanos de su pueblo, sintiéndose pronto atraído por la lectura y el dibujo.

Entre 1956 y 1967 estudió en las Escuelas Primarias de los Jerónimos. La grandiosidad y belleza del Monasterio barroco lo embriagó, impactando en su joven mente su colosal arquitectura que soñaría en plasmar algún día con artística precisión sobre el papel.

Finalizados sus estudios en las Escuelas Primarias, se matriculó en Formación Profesional, aprobando en 1969 la rama de electrónica. Estos estudios le sirvieron para conseguir un puesto de trabajo en Telefónica.

Zacarías Cerezo era ya en este tiempo un gran aficionado a la pintura y disfrutaba visitando las exposiciones que con frecuencia ofertaba la ciudad de Murcia.

Nació en Guadalupe en 1917.

Deportista y político.

Jugador y directivo de waterpolo, además de concejal en Barcelona. Era hijo de la incesante emigración que sangraba Murcia a principios del siglo XX; su padre marchó de Guadalupe, buscando mejor futuro en la portuaria ciudad de Barcelona; allí se casó con una emigrante murciana de Puerto-Lumbreras y los padres decidieron que Alfonso naciese en Guadalupe. Fue un activo deportista y directivo de waterpolo; también fue concejal y teniente de alcalde del ayuntamiento de Barcelona, ciudad donde es un personaje público y donde reside en edad centenaria. De joven jugó con el equipo de waterpolo Barceloneta Amateur Club, que en 1943 logró el Campeonato de España (2ª) y en 1944 el subcampeonato (1ª), club del que fue   presidente en 1952-70; en 1987 lo volvió a presidir con el título Club Natación Barceloneta, que fusionado en 1992 con el Atlético, siguió presidiendo el nuevo Club Natación Atlético-Barceloneta hasta 1998, siendo presidente de honor. Fue vicepresidente de la Federación Catalana de Natación y recibió la medalla de oro de servicios distinguidos de la Real Federación Española de Natación y otras medallas a méritos deportivos catalanes. De 1970 a 1979 fue concejal del Ayuntamiento de Barcelona, siendo teniente de alcalde desde 1976; en las elecciones constituyentes para el Congreso de 1977, figuró en una candidatura progresista.

Francisco Meseguer Ródenas

Nació en Guadalupe en 1896 y murió en Murcia en 1954.

Domingo Meseguer Ródenas

Nació en Espinardo en 1904 y murió en Verdolay-La Alberca en 1960.

Empresarios

Fueron hermanos y empresarios, pertenecientes a una familia de diez hermanos, vinculada con Guadalupe y que en los años cuarenta y cincuenta del siglo XX fueron socios de la industria del calzado popularmente conocida por “fábrica de la goma”, que primero fue “Calzados F.D.” y después “Cauchos de Levante”, existente en Guadalupe tras la Guerra Civil 1936-1939, cuyos orígenes devenían desde 1930 con el patriarca familiar Joaquín Meseguer Lorente, padre de ambos y nacido en Guadalupe en 1867. Tras la muerte de Domingo Meseguer en 1960, la empresa conoció una expansión con los hijos de éste, Vicente (1930-2006) y Joaquín Meseguer Bernal (1931-2011), que en Guadalupe inauguraron en 1962 las nuevas y grandes instalaciones del nuevo centro fabril con la patente de calzados “Panter”, aunque en menos de una década conoció su extinción tras la crisis económica que provocaron la gerencia de la misma, provocando un conflicto laboral y social en Guadalupe y pueblos próximos, por los cientos de trabajadores que tenía.

Nació en Guadalupe en 1917 y murió en Francia en 1995.

Anarquista.

Fue un comerciante zapatero, además de un anarquista que combatió contra la dictadura franquista. Siendo muy joven emigró a Barcelona, donde fue zapatero, una actividad que mantuvo siempre. Durante la Guerra Civil de 1936-1939 engrosó en la Confederación Nacional del Trabajo en el área de la capital catalana, siendo de los más conocidos militantes de las Juventudes Libertarias en Cataluña; después se exilió a Francia al iniciarse la represión franquista. En aquél país, ya invadido por las tropas nazis durante la Segunda Guerra Mundial, estuvo en un campo de concentración del que logró huir a pesar de tener parálisis natal en una pierna. Después consiguió un codiciado negocio zapatero, con el que financieramente ayudó la causa anarquista contra los intereses económicos franquistas. Por presión del Gobierno español, en 1964 fue detenido en París junto a otros anarquistas; sin embargo, la presión social en una gran manifestación en la capital francesa, hizo que el Gobierno de dicho país los dejara en libertad pocos días después. En 1993 su vida acabó en un hospital de Montpelier, al sur de Francia, a los 76 años de edad.

Nació en Guadalupe en 1886 y murió en 1940.

Comerciante agrícola

Fue un corredor agrícola y benefactor vecinal, represaliado y condenado a muerte por el franquismo tras la Guerra Civil 1936-1939. Fue acusado por los falangistas del pueblo de ser un republicano peligroso y lo vincularon falsamente con la muerte en Guadalupe de un vecino derechista al iniciarse la contienda. Lo que hizo fue luchar ante los exaltados ánimos locales para que no se ejecutara el crimen, poniendo en peligro su vida. Condenado a muerte en 1939 por un consejo de guerra militar junto a 12 vecinos más, fue ejecutado a los 53 años en febrero de 1940. Por la represión franquista de posguerra, en la pedanía de Guadalupe hubo 22 personas condenadas a muerte y otras 37 tuvieron prisión mayor. Palazón no tuvo filiación política pero si una alta cultura republicana, lo mismo que una fe católica. Fue un buen vecino, comerciante agrícola y emprendedor de buena posición, que solía estar con los débiles, a los que ayudaba y socorría, como así fue conocido en Guadalupe hasta el fin de su vida, cuando le traicionaron sus amigos de la derecha local.

Nació en Guadalupe en 1918 y murió en el frente de batalla en 1938.

Militar

Fue un piloto militar, oficial del Ejército republicano de España. Fue el hijo mayor de un matrimonio que en Guadalupe regentaba una antigua taberna de Guadalupe. Tras el fallido golpe de Estado de Franco que provocó la Guerra Civil de 1936-1939, se alistó como voluntario con 18 años en el Ejército leal al gobierno de la República Española; lo hizo presentando solicitud en la escuela básica de Aviación instalado pronto en el monasterio de Los Jerónimos, en su propia pedanía, donde superó las pruebas para ir a formarse en una academia militar de pilotos, de la que salió con el grado de oficial. En una de sus actuaciones, cuando se preparaba para participar en la batalla del Ebro, sufrió un accidente aéreo en el murió en Cataluña

Nació en Guadalupe en 1896 y murió en Murcia en 1936.

Modelista-escultor y poeta

Desde muy joven acreditó gran maestría con el barro y terracota, siendo un modelista muy demandado por los muchos escultores de la época existentes en Murcia, de cuyas obras inmortalizo a personajes de Murcia y algunos de Guadalupe. Se formó siendo adolescente en renombrados talleres de arte belenístico de Pujante y Ortigas en Murcia y en la academia de escultura de Julio Ruzafa. Después, con gran acierto restauró en 1931 las imágenes de los cuatro santos de Cartagena, sin abandonar su habitual y fecunda creación de figuras de belén, nazarenos, caricaturas, personajes populares, etc., además del modelado de tallas que abundantemente les demandaban los escultores de la escuela murciana de la época. Dos meses después de morir a los 40 años de edad, el 24 de junio de 1936 hubo en Murcia una exposición póstuma al artista Pedro Juan Hernández Gómez, tanto de sus obras escultóricas como poéticas; fue en el salón de exposiciones del Círculo de Bellas Artes. Popularmente fue conocido como Perico de Maciascoque.

Nació en Guadalupe en 1867 y murió en Madrid en 1903

Presbítero e ilustrado orador y escritor

Se ordenó sacerdote en 1891, tras costearse los estudios en el Seminario de Murcia con la fortuna que pudo obtener tras la muerte de sus padres, el maestro Domingo Febrero y su esposa Nieves Romero, fallecidos al mismo tiempo en la epidemia de cólera morbo de 1885. Después de tener algún destino parroquial en su la Diócesis cartaginense, marchó a Madrid en 1891 para proseguir estudios eclesiásticos de Teología que hizo en el Seminario Central de Toledo y Filosofía y Letras en la Universidad Central de Madrid, al tiempo que dirigía una capellanía fundada por un conocido jurisconsulto del reino, que le valió para depurar el ideario monárquico que ya poseía. Después de doctorarse con éxito en ambas enseñanzas, fue destinado como coadjutor en la elitista parroquia madrileña de San Ginés de Arlés, cercana a la Puerta del Sol, donde murió en 1903 por una meningitis vírica, con 36 años de edad y cuando se le auguraba altos destinos clericales. En 1902 escribió y publicó una sorprendente obra literaria a loor del nuevo rey Alfonso XIII.

Nació en Guadalupe en 1867 y murió en Murcia en 1942

Empresario

Fue un patriarca empresarial que se inició en Guadalupe comerciando con el pimiento para molienda, cuya actividad ya ejercía en el pueblo sus familias paterna y materna desde la primera mitad del siglo XIX. En 1893 se casó en Guadalupe con Dolores Ródenas García, natural de Espinardo, de cuyo matrimonio tuvo once hijos (6 hombres y 5 mujeres), que fueron empresarios; los cinco mayores nacieron en Guadalupe. Avanzado el primer tercio del siglo XX se dedicó a la fabricación de telares en Murcia, cuya actividad la amplió a Guadalupe y que tras la Guerra Civil se reconvirtió en fábrica de calzado de goma, siendo después gestionada y desarrollada por sus hijos Francisco y Domingo Meseguer Ródenas, hasta establecer en  este pueblo una fábrica que destacaría en la provincia de Murcia al final de los años cincuenta del siglo XX.

Nació en Guadalupe en 1865 y murió en 1928

Constructor

Fue un avezado maestro de la construcción que se distinguió por la vistosidad de sus enladrillados en obras eclécticas de Murcia, que todavía pueden admirarse y de las que se destacan las siguientes: ladrillo de sillería en fachadas de las iglesias de Guadalupe (1911), Patiño (1912) y El Palmar (1917); panteones en el cementerio de Guadalupe (1902-1920), con un tradicional muro enladrillado, de los subsisten solo uno, así como el panteón-capilla de los familia Gómez-Ortín (1920); estaciones del antiguo ferrocarril Murcia-Caravaca (1925-1928), destacando la de Zaraiche en plaza Circular de Murcia y alguna más del trayecto hasta Mula. Por su prestancia personal, fue conocido en la vecindad como el Chulo.

Nació en Agost (Alicante) en 1865 y murió en Murcia en 1945, hijo adoptivo de Guadalupe

Maestro de enseñanza superior

Fue un maestro de enseñanza superior que estuvo destinado en Guadalupe de 1891 a 1916, pueblo en el que realizó una intensa labor docente y cultural, tanto en su escuela de niños como en la vecindad. Era oriundo de las Islas Baleares, pues el padre era de Ibiza y la madre de Palma de Mallorca; el progenitor era médico municipal de Agost cuando él nació y posteriormente se trasladó a Murcia, en cuya ciudad hizo estudios de Magisterio desde 1880. Pelagio Ferrer, tras llegar destinado a Guadalupe se casó en 1891 con Juana Ortuño Galea, de La Ñora y nieta del célebre maestro de dicho lugar Cipriano Galea, de la que enviudó en 1901 tras tener un hijo y una hija. Al tener un ascenso docente pidió traslado a El Palmar, lugar comunicado con Murcia por un tranvía, buscando un buen futuro para sus hijos. En 1927, con asistencia de las primeras autoridades municipales y gubernativas de Murcia, el pueblo de Guadalupe le tributó un gran homenaje popular, donde se le nombró hijo adoptivo y se le dedicó el nombre de una calle; también le fue impuesto el lazo de Isabel la Católica por sus méritos docentes y sociales. Pelagio Ferrer manifestó ser enterrado en Guadalupe cuando falleciese, lugar donde ya murieron otros familiares suyos.

Nació en Guadalupe en 1833 y murió en 1885

Maestro de enseñanza

Formado con importante caudal cultural, ejerció de maestro en la escuela de niños de su propio pueblo de Guadalupe desde antes de 1865, una actividad que ejerció junto a la de sacristán y notario parroquial desde joven, destacando como un personaje muy representativo de Guadalupe en su época. Falleció en 1885 en la epidemia de cólera morbo que asolaba numerosos lugares; su mujer Nieves Romero Martínez murió al día siguiente del mismo virus. Su único hijo Antonio, tras quedar huérfano con 18 años y percibir los atrasos que como maestro se le debían a su padre y vender sus bienes en Guadalupe, se costeó los estudios àra ordenarse sacerdote.

Nació en 1832 y murió en Guadalupe en 1911

Emprendedor comercial

Propietario agrícola que desde 1872 fue alcalde de Guadalupe donde se casó dos veces tras enviudar. Vivió en la Torre de Falcón, histórica casona del propio partido que antes fue del marqués de Ordoño. Allí instaló los negocios con los que era conocido a finales del siglo XIX, destacando un taller de hilados de seda cuyas telas presentó en Murcia en 1882. Además de agricultor y traficante, destacó como encargado en Murcia de los encierros y traslado por vereda de los toros de muerte o de lidia, desde su hacienda en Guadalupe hasta el antiguo coso murciano de San Agustín, donde eran toreados el mismo día, servicio que prestó al Ayuntamiento murciano de 1879 a 1887, hasta que se inauguró la plaza de la Condomina.

Nació en La Ñora en 1808 y murió en 1857

Bandido

Fue un conocido bandolero de La Ñora que, por su gran vinculación familiar con Guadalupe, pueblo de su madre y de numerosos familiares suyos, entre ellos una hermana, fue donde cometió graves tropelías como si fuese pueblo propio. Desde joven era obrero en la Real Fábrica de Pólvora en Javalí Viejo; ya casado, un mal día de 1835 asesinó junto a Los Jerónimos y por celos al monje del monasterio Antonio Selfa Soler, nacido en Jijona en 1798, fraile que entonces celebraba actos religiosos en la iglesia de Guadalupe y donde había residido su familia. Blas Reyes fue confinado al presidio de Cartagena, de donde huyó; buscó refugio cerca de su pueblo, escondiéndose sobre todo en el abandonado monasterio de Los Jerónimos y perseguido por las autoridades desde 1846. Dominando con un testaferro los arbitrios de consumos municipales en Guadalupe y La Ñora, cometió asesinatos y otros hechos penales; en Guadalupe dio muerte a un joven que mantenía a sus padres enfermos acarreando vinos; también atacó la tienda-taberna de su propia hermana en Guadalupe a la que amenazó. Buscado por la Justicia, la guardia civil le dio muerte en la Contraparada

Nació en Murcia en 1819 y murió en Guadalupe en 1873

Empresario agrícola

Fue un activo hacendado de Guadalupe, lugar donde vivió desde muy joven, con importantes posesiones agrícolas de secano  dedicadas al cultivo del olivo y produciendo aceite de calidad en la activa almazara que poseía en la finca de Torre de Zoco, a la que después sumó la hacienda El Corralazo cuando la adquirió tras la desamortización de propiedades que pertenecieron al monasterio de Los Jerónimos. Por su continua actividad agraria, incrementó las pocas tierras de regadío que poseía en Guadalupe, instalando una ceña en la acequia Churra la Nueva. En 1849 se casó con Mª Concepción López de Sobreviñas y Trives; de los hijos del matrimonio, uno murió en 1885 en Guadalupe con 32 años y una hija en 1880 con 21 años.

Nació en Guadalupe en 1802 y aquí murió en 1862

Sacerdote

Fue franciscano secularizado en 1835, año en que fue destinado a la parroquia de Guadalupe, donde estuvo 27 años hasta el día de su muerte; antes había sido fraile en el convento franciscano de la Purísima de Murcia. Siendo párroco, en el pueblo se distinguió por haber impulsado la creación de la Hermandad del Santísimo Sacramento en 1851 y la Hermandad de la Virgen de Guadalupe en 1861; también promovió la creación del tercer cementerio parroquial que tuvo Guadalupe, instalado al norte del pueblo.

Nació en Alcantarilla en 1767 y murió en Guadalupe en 1835

Monje jerónimo

Tras ser prior del monasterio de Los Jerónimos en el periodo de 1806-1809, vivió en Guadalupe hasta su muerte; desde 1804, siempre estuvo muy vinculado con este pueblo, lugar donde prestó buenos servicios a la vecindad por su acusada cultura y que debió ejercitar como educador de enseñanzas primarias. Entre 1829 y 1831 ejerció como párroco provisional del pueblo.

Nació en La Ñora en 1774 y murió en Guadalupe en 1847

Sangrador y maestro de primeras letras

Desde los inicios del siglo XIX fue siempre un ilustrado vecino de Guadalupe, lugar donde ejerció muchos años de sangrador, equivalente a practicante de cirugías menores. Debió poseer un acreditado conocimiento cultural y fue una persona imprescindible en la vida del pueblo, donde ejerció también como secretario del Ayuntamiento constitucional de la villa de Guadalupe durante el Trienio Liberal de 1820-1823. Fue de los vecinos que revitalizaron en 1823 la antigua Hermandad de las Ánimas Benditas del Lugar de Guadalupe, en la que también fue eficaz escribiente. Retirado ya de su profesión, ejerció como maestro de primeras enseñanzas en Guadalupe, hasta que en 1846 se creó la primera escuela pública de niños en el pueblo, un año antes de morir. Por su saber y hacer, fue muy conocido por sus convecinos como el Virrey.

Conde de Floridablanca (1728 | 1808)

Guadalupe, lugar paterno de José Moñino Redondo Conde de Floridablanca y vizconde Moñino

 

Aniversarios en año 2018 

El presente año 2018 contiene dos significativos aniversarios sobre la vida del célebre murciano José Moñino Redondo, conde de Floridablanca, oriundo de Guadalupe por ascendencia paterna; tanto el padre, como los abuelos y bisabuelos paternos eran naturales de este lugar.

Graduado en leyes, llegó en 1776 a ser fiscal del Consejo de Castilla; entre 1777 y 1792 ocupó los más altos designios políticos del país como Secretario de Estado de España. Por los servicios prestados a España, el rey Carlos III le otorgó a José Moñino Redondo el título del condado de Floridablanca, en real decreto del 12 de octubre de 1773, junto al vizcondado previo de Moñino, en un real despacho del 7 de noviembre siguiente.

El próximo 22 de octubre se cumple 290 años de su nacimiento en Murcia en tal día de 1728. Y el próximo 30 de diciembre se cumple 210 años de su muerte en Sevilla en ese día de 1808, con  80 años de edad, presidiendo la Junta Central Suprema y Gubernativa del Reino, enfrentada a la ocupación napoleónica de España en la Guerra de Independencia (1808-1814).

Ascendientes de Floridablanca en Guadalupe

  • Su padre José Moñino Gómez nació en Guadalupe el 3 de abril de 1702. Se formó en leyes, siendo letrado y escribano; muy conocido en la Murcia del siglo XVIII como Notario Mayor de la diócesis. Contrajo matrimonio en Santa María la Mayor de Murcia el 4 de febrero de 1728 con Francisca Redondo Bermejo, natural de Sigüenza. Tras quedar viudo, se ordenó presbítero. Murió el 10 de marzo de 1786, recibiendo sepultura en la iglesia de San Juan de Murcia, tributándole la ciudad y el obispado importantes honores sepulcrales.

 

  • Su abuelo paterno José Moñino Munuera nació en Guadalupe el 8 de septiembre de 1676. Se casó en la iglesia de San Andrés de Murcia el 22 de noviembre 1700 con María Gómez Colón, del reino de Valencia y vecina de La Albatalía. Murió en Guadalupe hacia 1730 y su mujer después de 1746. El matrimonio fueron agricultores del lugar, cuyo corto caudal dedicaron a la formación de su hijo, el que luego sería padre del conde de Floridablanca.

 

  • Los bisabuelos paternos fueron los esposos José Vicente Moñino Martínez y Ginesa Munuera Martínez. Eran primos y agricultores, que se casaron en Guadalupe el 24 de septiembre de 1675, lugar donde vivieron y también murieron. El esposo fue hijo de Vicente Moñino, que era natural de la parroquia de Santa Eulalia de Murcia, y de Juana Martínez. La esposa era hija de Francisco Munuera y Ginesa Martínez, los dos naturales y feligreses de Guadalupe.

Jose Moñino y Redondo | Conde de Floridablanca
Jose Moñino y Redondo | Conde de Floridablanca

Juan de Dios Cerezo Teruel

Cronista Oficial de Guadalupe

Investigador Histórico

Nació en Guadalupe en 1702 y murió en Murcia en 1786

Escribano diocesano

Padre del conde Floridablanca, el célebre murciano José Moñino Redondo, primogénito de su matrimonio con Francisca Redondo Bermejo, celebrado en 1728 y del que nacieron cuatro hijos más; era funcionario de la curia diocesana en Murcia. Años después de enviudar se ordenó sacerdote, continuando con su actividad que desde 1735 era la de notario mayor y archivero de la Audiencia episcopal de Murcia. Fue un personaje muy conocido en la Murcia de su época, donde al morir tuvo grandes honras fúnebres. Fue él quien en 1777 inició la construcción en Murcia del palacio de su hijo el conde de Floridablanca. Sus antecedentes familiares en Guadalupe son profundos, pues sus padres y abuelos nacieron y vivieron en este partido rural. Parientes suyos y de su hijo el conde, fueron bastantes lo que vivieron en Guadalupe en décadas siguientes.

Nació hacia 1730 y murió en Guadalupe hacia 1785

Párroco y propietario

Presbítero y administrador parroquial de Guadalupe. Sus padres eran de Totana y vivieron en Guadalupe largos años del siglo XVIII; el padre era administrador del señorío de Guadalupe. Fue párroco del pueblo bastantes años  y, como vecino patriarcal bien posicionado, fue muy conocido por las propiedades que tenía en el partido, de cuyas rentas vivía cómodamente. Siendo fabriquero parroquial, mandó construir en 1769 la sólida torre de la iglesia de Guadalupe, obra que hizo con asistencia de su padre Francisco Cánovas.

Nació en Murcia hacia 1540

Primera señora de Guadalupe

Hija de Gonzalo de Avilés, señor de Alfandarín, y de Isabel Fontes de Albornoz; se casó con Macías Coque Riquelme, creando así el mayorazgo de Coque, que continuó su hija mayor Nicolasa Coque Fontes, quien después se casó con Rodrigo Puxmarín y Rocafull. En Guadalupe tuvieron casa señorial cerca de la iglesia del lugar, que entonces era un pequeño templo dotado con todos sus ornamentos y una cam

Nació en Murcia hacia 1530 y murió en 1579

Primer señor de Guadalupe

Fue el primer señor de Guadalupe desde 1554; en segundas nupcias se casó con Constanza de Avilés y Fontes, tras enviudar de Isabel de Junterón y Jaymes. Fue regidor de Murcia desde 1551 a 1579 y alguacil mayor del Santo Oficio de la Inquisición; procurador de las Cortes de Valladolid en 1558, siendo caballero de la orden de Santiago desde 1560. Antes de 1571 levantó una iglesia en su señorío, ya conocido como Lugar de Maciascoque, que dedicó al santo apóstol Santiago, aunque pocas décadas después se sustituyó su patrocinio por el de la Virgen de Guadalupe que la orden jerónima trajo al pueblo a finales del siglo XVI, advocación que propició dar el nombre de Guadalupe al partido jurisdiccional del primitivo señorío.

OPINA • SUGIERE

nos interesa tu opinión

Cambiar captcha? captcha txt
X
Click to listen highlighted text!